La belleza del movimiento












2 comentarios:
KEH KAH dijo...

En tu ser un dulce canto gozarás
de alegría cada día.
Y aunque penas y tristezas tu tendrás,
en tu ser un dulce canto gozarás.

Cántico celeste en la noche tendrás
en tu corazón, aunque en la aflicción.
Fácil es cantar estando en la paz
pero en el dolor es mejor cantar.

Ya las noches pasarán por su pavor,
de tus penas ya no temas.
Hoy trabaja, ora y sirve a tu Señor.
Pronto el sol alumbrará tu corazón.

Cuando sientas la alegría y el amor.

Cuando sientas la tristeza y el dolor
no los temas a tu lado estaré yo.

Publicar un comentario