Amada

.



Lo vi hace mucho tiempo en un teatro de Cádiz, acompañaba a Javier Ruibal. Le intuí su gran timidez, pero cuando comenzó a acariciar la guitarra algo en el se transformó y dejo un recuerdo imborrable en mi memoria.
A continuación dejo ese tema en directo que yo presencié y que nunca olvidaré.







Límpiame, mujer,
sudor y sangre sólo traigo;
ni siquiera soy aquél
que viste partir.
Mira bien, mujer,
el llanto amargo que derramo:
es lo único bueno
que encontré para ti.

Tanto si vencí
como si vuelvo derrotado,
se asoma la muerte
por toda mi piel;
y si han de venir
para arrancarme de tu lado,
átate a mi cuerpo
de manos y pies.

Amada,
sólo el agua clara
refleja la luna
que ayer adorabas.

Amada,
ya no tengo duda:
no es la misma luna
que llevo en la espada.

Amada,
ya no seré nada
si tú no me llevas
lejos de las armas.


Javier Ruibal



2 comentarios:
Kaimpo dijo...

Ole que canción mas chula

Publicar un comentario