El Chaman

.




… Piensas y hablas demasiado. Debes dejar de hablar contigo mismo.

Prácticamente mantenemos nuestro mundo con nuestra conversación interna.

Cuando terminamos de hablar con nosotros mismos, el mundo es siempre como debería ser.

Antes que nada debes usar tus oídos a fin de quitar a tus ojos parte de la carga.

Desde que nacimos hemos estado usando los ojos para juzgar el mundo.

Hablamos a los demás, y nos hablamos a nosotros mismos, acerca de lo que vemos.

Un guerrero se da cuenta de esto y escucha el mundo; escucha los sonidos del mundo.

Un guerrero se da cuenta de que el mundo cambiará tan pronto como deje de hablarse a sí mismo y debe estar preparado para esa sacudida monumental.


4 comentarios:
Kaimpo dijo...

Una de las cosas que me gusta en primavera es escuchar el canto de los pajaritos en lo más profundo y sombrío del bosque.

Valsapena dijo...

Como que tu llevas un druida dentro :)

Anónimo dijo...

La palabra nos encadena y limita bastante nuestra forma de sentir.........nos dice como tenemos que vivir las emociones. Inténtemos desterrar el mundo de los conceptos.......y aparecerá la REALIDAD con mayúsculas ante nosotros......
te lo dice un amante de LA REALIDAD.
Alayos21

Publicar un comentario